En bermudas y sin escoltas

Roberto Gil

Por: Roberto Gil de Mares

A raíz del secuestro del general Alzate, escuché en uno de los noticieros de T.V. la versión según la cual el alto oficial, que desarrollaba una intensa labor social en las comunidades chocoanas, había sido contactado por guerrilleros deseosos de dejar las armas y reintegrarse a la vida civil. Exigían, eso sí, su presencia para la entrega. Confiando en la sinceridad de quienes lo buscaron, el general habría marchado en bermudas, desarmado y sin escoltas hasta el caserío Las Mercedes, cerca de Quibdó, donde fue secuestrado.

Nadie entiende cómo pudo pasar tal cosa. ¿Engaño? ¿Ingenuidad de Alzate violando los protocolos de seguridad? Una monumental imprudencia, sin ninguna duda.

Este hecho y lo sucedido antes y después multiplican las dudas respecto al proceso de paz. El ataque a Gorgona, el secuestro y muerte de varios indígenas y soldados, acosos a la población civil, voladuras de torres y oleoductos, sin olvidar los contradictorios e inaceptables comunicados de los comandantes guerrilleros acusando ahora al Gobierno de ser el culpable de la “pérdida de confianza”, han puesto a pensar a muchos más acerca de la transparencia de los diálogos.

Buena parte de los colombianos se muestra escéptico respecto a ellos. Pocos confían en la guerrilla. Si engañaron a Alzate, bien podrían estar haciendo lo mismo con todos nosotros. Anhelamos la paz y estamos dispuestos a cualquier cosa para conseguirla. Pero, ¿será que nos quieren aplicar la misma receta que le dieron al general? ¿Será que nos están convenciendo equivocadamente de su buena voluntad? ¿Será que el deseo por la terminación del conflicto está minando nuestros “protocolos de seguridad”? ¿Será que también nos están presionando a marchar en bermudas y sin protección, convencidos de que llegará la felicidad, cuando la realidad es que cada día nos ponemos más en sus manos? Si eso ocurre, no será fácil liberarnos de ese secuestro pues quedaríamos condenados irremediablemente por años. La historia tiende a repetirse. Es mejor mirar a tiempo, con mucho cuidado y prevención, lo que sucede a nuestro alrededor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s